miércoles

Consumo de vitamina D

Un adulto para mantenerse sano debe tener una cantidad suficiente de nutrientes, ya sean macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasas) como micronutrientes (vitaminas y minerales).

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio que los huesos necesitan para crecer. Una deficiencia de la vitamina D puede llevar a enfermedades de los huesos como la osteoporosis o el raquitismo, y juega un papel importante en los sistemas nervioso, muscular e inmunológico.



Se puede obtener vitamina D de tres maneras: a través de la piel, de la dieta y de suplementos. El cuerpo forma la vitamina D naturalmente después de la exposición al sol.

Los alimentos ricos en vitamina D incluyen yemas de huevo, pescado de agua salada e hígado. Otros alimentos, como la leche y el cereal, muchas veces están enriquecidos con vitamina D.

Es una vitamina liposoluble que cumple funciones específicas en el cuerpo, como mantener sanos los huesos. Para que estas tareas se puedan cumplir adecuadamente es necesario conocer cuál es la dosis de vitamina D recomendada para ingerir por día.

El requerimiento de vitamina D en los adultos de 18 a 50 años es entre: 5 mcgr/día, entre 51 a 70 años: 10 mcgr/día y en mayores de 70 años: 15 mcgr/día.

Es importante aclarar que puede haber cierta variación en las dosis, esto dependerá de situaciones específicas como una enfermedad específica o un embarazo. En estas circunstancias la demanda de vitamina D puede ser mayor.

Asimismo es significativo saber que la vitamina D por ser una vitamina soluble en grasa, no se elimina del organismo. Por ello no se debe superar la dosis recomendada, ya que podría ocasionar efectos no deseados sobre el organismo.

Siempre es recomendable consultar al médico antes de consumir esta o cualquier otra vitamina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido, deja tu comentario