miércoles

Ensalada Alemana



Llevaba tiempo queriendo hacer esta receta que es súper fácil y súper deliciosa, pero quería esperar a que llegase el buen tiempo porque yo las ensaladas, como las bicicletas, las dejo para el verano. La receta no tiene misterio pero de verdad que el resultado es muy bueno, de sabor muy agradable aunque algo fuerte. Eso sí, no la recomiendo para veladas románticas, porque la cebolla... bueno, ¡la cebolla puede jugar alguna mala pasada! Dificultad= 0. El único misterio que tiene es que la cebolla hay que rallarla y es un poco peñazo, aunque es importante hacerlo porque es lo que le da el sabor tan rico. Por supuesto, hay que servirla con una buena cerveza bien fresquita.

Ingredientes para 2:
-2 patatas hermosas
-2 pepinillos gordos o un puñado de los pequeños en vinagre
-1 salchicha de las gordas blanca alemana
-1 manzana de las amarillas de toda la vida (¡nunca consigo retener los nombres de las manzanas!
-Cebolla
-Mayonesa
-Mostaza
-Limón (necesario pero no imprescindible)

Además, necesitaremos:
-1 cazuela para cocer las patatas.
-1 bol para mezclar la salsa
-1 rallador o mandolina
-Es preferible tener una tabla de madera para picarlo todo.
-1 cuchara

Se lavan las patatas y se cuecen en abundante agua con sal (cocer una patata es lo más fácil del mundo, no asustarse por favor)

Mientras cuecen las patatas, picamos los pepinillos y cortamos la salchicha en rodajas de aproximadamente 1 cm de grosor. Pelamos la manzana y la picamos en trozos pequeños, como los de los pepinillos. Rociamos la manzana con zumo de limón para que no se pongan chunga.

Ahora viene cuando la matan: cogemos la cebolla, la partimos por la mitad y la rallamos en el rallador o en la mandolina (la mía es del Lidl, of course). Vale el típico rallador de queso que tiene todo el mundo y si no tienes uno te bajas a los chinos de abajo de tu casa porque hay que tener uno en la cocina te guste o no.

Cebolla rallamos al gusto, pero aviso, si estáis haciendo ensalada para dos con que ralléis aproximadamente un cuarto de cebolla vale, ok? Si no, queda demasiado fuerte y te dura el aliento a vampiro rebotado como tres días.

Abrimos el bote de mayonesa y ponemos en un bol tres generosas cucharadas, añadimos un chorretón de mostaza y la cebolla rallada. Mezclamos bien.

Comprobamos cómo van las patatas. Para ello, clavamos la navaja hasta el centro y se veis que está blandita, la sacamos del fuego y la sumergimos en agua fría durante unos minutos.

Cortamos las patatas en rodajas y mezclamos con todos los ingredientes menos la mayonesa que cada uno se servirá en su plato.

El resultado, de verdad, buenísimo.


fuente comolosquesos.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido, deja tu comentario