domingo

Café helado


El cremoso café helado es algo que si no has probado, debes hacerlo. Es una de las bebidas más exquisitas para tomar, especialmente en días de calor, y puedes hacerla en tu casa tan profesionalmente como las bebidas de café helado que venden en cafeterías. Se sirve en vasos de vidrio.
Existen secretos para que esta bebida salga perfecta...¡no se trata de simplemente verter café sobre cubitos de hielo! Eso derretiría los cubitos y obtendríamos una bebida acuosa y para nada helada.
Aquí te contamos cómo preparar primero el concentrado de café que puedes guardar en tu heladera para luego preparar la bebida cuando te apetezca. No te la pierdas, te aseguramos que te encantará.

Ingredientes:

  • 500 grs de café molido (de la mejor calidad que consigas, cuanto más fuerte mejor)
  • 8 litros de agua fría
  • Leche fría (un chorrito generoso por vaso)
  • Leche condensada dulce (2-3 cdas por vaso). Puedes usar azúcar en reemplazo, pero la leche condensada le agregará cremosidad.
  • Opcionales: azúcar u otros endulzantes, jarabes (de caramelo, chocolate, etc)...lo que desees. Inspírate en los cafés gourmet que conozcas

Preparación:

En un contenedor grande (puedes usar cualquier tipo de recipiente) mezcla el café con el agua. Cubre, y deja durante toda la noche o al menos 8 horas a temperatura ambiente.
Cuela el café con un colador de tela. Descarta el sobrante de café molido y reserva el café líquido. Este concentrado lo guardas en la heladera y lo usas cada vez que quieras preparar un vaso de café helado.
Para hacer un vaso de café helado: llena un vaso de vidrio grande con cubitos de hielo hasta arriba. Llena el vaso 2/3 de su capacidad con concentrado de café. Agrega un chorro generoso de leche, 2-3 cucharadas de leche condensada dulce (o puedes usar directamente azúcar). Revuelve para combinar bien. Ajusta las cantidades de leche y endulzante si hace falta. Sirve con un sorbete.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido, deja tu comentario